Príncipe de Ankor Emmeth de Adeuz.

Posted in General on septiembre 1, 2009 by sstti

Príncipe de Ankor Emmeth de Adeuz, hijo del Rey Fionn de la casa Adeuz y la Reina Aldanna de la casa Liam, pupilo de Grimm “El vidente de Otar”

 Introducción

Era una fría noche en las tierras de Otar, una tierra entre la ciudad de Xaal y las ruinas de la madera dorada, los grillos susurraban en la oscuridad de la noche los secretos de los demonios y Grimm los escuchaba, atento a sus augurios.

                Entonces Grimm escuchó una voz como el silbido de una flauta dulce transmitido desde lo profundo del bosque en las alas del viento hasta sus oídos y comenzó a descifrarlo.

                El mensaje era esencia pura, mantenida por el poder del bosque, el origen no parecía estar muy lejos, pero lo que más le impresionó fue el extraño brillo violeta que emitió su espada desde el interior de su funda. Grimm consultó a las estrellas, guías de los hombres para encontrar su camino.

 

Antes de la exaltación.

El reino de Ankor se encuentra hacia el noreste de la ciudad de Xaal, en el límite conocido del bosque, donde los árboles que predominan son secuoyas de enorme tamaño por lo que todo es construido con su madera.

En este lugar fue donde nació Emmeth, hijo del rey Fionn, en una época de relativa paz, ya que se había logrado llegar a firmar tratados de paz y trazado rutas de comercio con la capital del reino de Halta, la ciudad de Chanta, en los cuales Ankor le proveía principalmente de plantas curativas y algunas pieles de animales exóticos propios del bosque profundo.

Emmeth tuvo una infancia tranquila, a pesar de estar bajo tutela la mayor parte del día tomando clases de etiqueta, cabalgata, esgrima y estudiando las reglas básicas bajo las que se rigen los reinos.

Al entrar a la pubertad lo comprometieron con la hija de una baronesa que hacía poco tiempo se había establecido en la ciudad, su nombre era Enya.

La gente del pueblo solía reunirse en la plaza al final de las labores a disfrutar del atardecer, los hombres y ancianos acompañados de cerveza o aguamiel. Emmeth solía escaparse del castillo para salir a pasear en la ciudad con Enya ya que aquel compromiso había sido de agrado a los jóvenes, Emmeth contaba con 15 años de edad y Enya tenía apenas 13 años. Esta alegría cambió cuando comenzaron a desaparecer bellas jovencitas, los guardias fueron aumentando su número pero aún así seguían desapareciendo por lo que el rey decidió dictaminar un toque de queda.

Un día desapareció Enya, la hija de la baronesa, los soldados emprendieron una búsqueda por el bosque sin tener éxito, Emmeth no pudo soportar la angustia y salió a escondidas del castillo, ya era entrada la noche y sabia que andar fuera de las murallas de la ciudad era peligroso pero no le importó.

Cabalgó hacia lo profundo del bosque, donde los ancianos decían se ocultaban los demonios, los arboles cada vez más altos cubrían los pocos rayos de la luz de la luna que alcanzaban a filtrarse, cuando apareció un pequeño demonio de madera, con ojos de fuego verduzco y una llama en su cabeza simulando cabello del mismo color, tenía miembros delgados y dedos largos, en su espalda una pequeña joroba de donde salían algunas ramificaciones y parecía tener musgo.

Emmeth bajo del caballo y comenzó a seguirlo sigilosamente hasta el interior de un enorme árbol con extrañas inscripciones en los pasillos, iluminado por extrañas raíces fosforescentes, al llegar al centro del árbol vio que Enya yacía colgada sobre un pozo en el centro, y los tres demonios que eran en total cantaban con voces que parecían el crujir de madera en la hoguera.

Con furia se lazo sobre los demonios y gritándole a Enya que todo saldría bien, pero su llanto había cesado y estaba bajo una especie de trance. Consiguió herir a dos de ellos lo suficiente como para acercarse a la cuerda que la sostenía, pero una de esas criaturas le clavó una especie de daga en la espalda y el único demonio que quedaba libre cortó la cuerda y Enya cayó al vacío.

Emmeth no podía creer lo que veía, era su prometida, era su deber protegerla, velar por su seguridad pero no había podido protegerla de unos cuantos demonios. Con lágrimas en los ojos y furia en su voz gritó “¿Por qué?” en ese momento los crujidos tomaron forma y pudo comprender sus palabras, “El espíritu de este árbol desea descendencia y las vidas de las doncellas le devolverán la suya.”

El enojo de Emmeth aumentó, un extraño símbolo se marco en su frente y un aura violeta pálido lo envolvió para después tomar la forma de una bestia, un ser con cuerpo y cabeza de león, pero unas mandíbulas semejantes a las de un cocodrilo, tan grande como un rinoceronte, confundiéndose con las sombras se acercó y cortó las cabezas de dos de los demonios y al último le sacó los ojos antes de asesinarlo también.

Al regresar al castillo le conto a su padre lo sucedido, los soldados encontraron el rastro que Emmeth siguió hasta el árbol pero a pesar de ver algunos símbolos fueron incapaces de entrar ahí.

Al día siguiente por la tarde mientras Emmeth daba una caminata por el bosque preguntándose el porqué había entendido el extraño lenguaje de esos demonios y la aparición de esa aura que había emanado de su ser, entonces se encontró con un hombre que se presentó como Grimm, el cual notó que el joven aun emanaba una extraña esencia y le preguntó por lo sucedido el día anterior ya que había escuchado los rumores que corrían por la ciudad.

Emmeth nervioso le dijo que no sabía a lo que se refería, así Grimm vio que Emmeth traía los ojos del demonio en su mano y le pidió uno de ellos, al tomarlo su esencia hizo que el ojo se encendiera como una llama y se mostró el símbolo de casta y le dijo que las estrellas lo habían guiado hacia él, y que sabía que algo importante en su vida le había sucedido. Emmeth le contó lo que había pasado y Grimm le dijo que lo llevara con su padre.

Al llegar con el rey, Grimm se presentó como “El vidente de Otar” y le dijo que podía deshacerse de los demonios que asechaban en las afueras de la ciudad, pero a cambio quería que el rey le permitiese ser mentor del príncipe Emmeth. Después de una acalorada discusión el rey le dijo que si lograba deshacerse de los demonios y no había ningún rapto en un mes le cedería la tutela, de lo contrarío le sería cortada la lengua y jamás debería regresar ahí. Grimm aceptó y esa noche pidió la ayuda de algunos hombres para que lo guiaran hasta el árbol.

Una vez ahí entró y los soldados lo protegieron mientras él habría un hueco en la pared del árbol, después de un rato Grimm saco una especie de feto de madera del tamaño de la palma de su mano y este murió al instante, salieron del árbol y este comenzó a podrirse poco a poco, al amanecer no quedaba rastro de él.

 Después de la exaltación.

Al haber pasado el mes sin que desapareciese ninguna dama el rey cumplió su palabra y se convirtió en el mentor de Emmeth, comenzó a instruirlo en el uso de la esencia y descubre que no es un exaltado normal ya que su símbolo de casta es diferente a la de las demás. Al ir aumentando su manejo sobre la esencia Emmeth comienza a tener sueños en los que es rey de una tierra cercana pero en otra época y Grimm descifra algunos de sus sueños.

Juntos descubrieron que en su vida pasada Emmeth compartió su cuerpo con un demonio y ello le dio la habilidad de comprender a algunos demonios, también se dieron cuenta que la espada de Grimm reaccionaba a la esencia de Emmeth, poco después mediante un sueño se dieron cuenta de que en su vida pasada había poseído tres reliquias, una espada de nombre Anya, un látigo de nombre Alyna y una armadura de nombre Anyl. Emmeth no le dijo el motivo por el que las reliquias tenían nombre, ya que habían sido unas jóvenes trillizas exaltadas que fueron forjadas en esas formas con oricalco.

Pasan los años y Emmeth logra dominar los encantamientos solares y recuerda otros que fueron usados por el demonio. A través de sus sueños se dan cuenta de los planes del demonio al que deciden llamar Zedryk, que con seguridad sigue buscando cumplir su propósito, además si encontrase los dos artefactos restantes era muy posible que los llegara a poder a usar como un exaltado.

Emmeth decide emprender un viaje para encontrar a Zedryk y detenerlo para lo cual debe primero encontrar las dos reliquias restantes, convence a su padre que debe emprender un viaje para templarse y regresar con experiencia para reinar, Grimm decide quedarse para cuidar del reino, pero contacta a un mercenario exaltado llamado Eahlmund para que acompañe a Emmeth en su viaje y les cede una reliquia a cada uno. A Emmeth le cede a la espada Arya y a Eahlmund otra espada.

 Actualmente que hace.

Después de seis meses de viaje un mercader le informa que vio un látigo como el que él describe en la ciudad de Nexo, a donde se dirige junto con Eahlmund y un pequeño grupo de hombres de su reino.

 Motivación.

Emmeth quiere detener la amenaza de Zedryk al reunir sus tres reliquias y al enfrentarlo proteger a la creación pues cuando era joven no pudo proteger a Enya. Regresar a su reino y tener una familia.

 Descripción.

Mide 1.85 de alto, tiene el cabello rojo y largo, por debajo de los hombros, normalmente lo trae suelto, es de tez morena clara y complexión delgada, de rasgos finos y ojos color café rojizo. Suele vestir con ropas color violeta pálido con adornos color oro.

 Anima.

Su anima tiene la forma de un Amemait, un híbrido que conjuga la ferocidad y la fuerza del león y el cocodrilo con la corpulencia y el temperamento del hipopótamo.

Posee el inmenso torso del hipopótamo, tiene asimismo patas, zarpas, melena y cabeza de león, aunque las mandíbulas son alargadas y estrechas y están dotadas de una afilada dentadura, como las del cocodrilo.

Faltan 5 mas.

Posted in General on septiembre 1, 2009 by sstti

Solo faltan 5.

Proximamente – Exalted –

Posted in General on agosto 4, 2009 by sstti

Preparen sus dados, sus encantamientos y alístense para la batalla épica mas grande de todas.

Piratas, Dragones, Dioses y Humanos en un mismo mundo.

El momento prometido ah llegado.

Pruebas

Posted in General on agosto 4, 2009 by sstti

Eh decidido probar algunos banner nuevos, veamos que tal se ven.

El Miedo – [Pablo Neruda]

Posted in General on junio 24, 2009 by sstti

Todos me piden que dé saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele.
Muy bien.

Todos me aconsejan reposo,
todos me destinan doctores,
mirándome de cierta manera.
Qué pasa?

Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca,
Tengo miedo.

Tengo miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo,
Pablo Neruda.

Halo Party… Coming Soon.

Posted in General on mayo 27, 2009 by sstti

Muy pronto en mi casa Halo Party. El Dolden Team esta formado y listo para entrar en accion.

Pronto muy pronto…

Junio 6…. Esperala.

Las personas son inutiles

Posted in General on marzo 28, 2009 by sstti

Desde hace mucho tiempo vengo dandome cuenta de lo inutil de la mayoria de las personas, imbesiles que quieren llamar la atencion de las mujeres con pateticas historias de soledad y pendejas que les creen. Por dios, ¿Por que no simplemente matas a esos imbesiles y nos libras de la peste a quienes utilizamos el oxigeno para algo bueno?

Bueno, no solo eso, me molesta la gente que se queja en los camiones de que hace calor, pero nadie abre una ventanilla, ¿Para que estan entonces? ¿Para que se vea vonito el camion, para que avienten la basura por ellas? No. Es para que entre el aire.

Seguiria, pero tengo sueño. Hasta luego.